activamentes
29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Proceso de Autoconocimiento
Convicción y decisión son los estados anímicos fundamentales para lanzarse a la búsqueda de un nuevo trabajo y el motor que los guiará en los complejos caminos que serán transitados hasta la meta.
Siempre cada uno de Uds. tiene un punto de partida según  los estudios realizados y las funciones desempeñadas en trabajos anteriores y actuales.
En cualquier etapa de la vida laboral en que se encuentren puede surgir la necesidad de reveer los objetivos, la satisfacción, el rendimiento económico y en definitiva comenzar a preguntarse si el trabajo actual representa una fuente de desarrollo personal, bienestar y crecimiento donde desplegar las potencialidades para el propio beneficio y el de la organización para la que se está trabajando.
Consideremos la posibilidad también, de que transcurrido el tiempo la funcionalidad de los motivos que los llevaron al trabajo actual ha perdido vigencia: Que las cosas hallan cambiado, positivamente tal vez, de tal manera que comienzan a sentir que algo está pasando, algo, como que ya no detectan en su motivación el entusiasmo, algo de la rutina se hace presente día a día…Cuidado!!
He visto que lo primero que surge en la conciencia es un malestar que se proyecta, un malestar propio indefinido que se engancha a falencias externas tal vez reales pero que, siendo las mismas que siempre existieron ahora se manifiestan a nuestra percepción y se inicia un proceso que, si no lo detectamos, puede llevarnos a un deterioro de las relaciones laborales cuando en realidad, prestándole la debida atención puede ser el indicador de que es el momento de prepararse para un cambio.
Se ha producido una maduración, se han desplegado nuevas potencialidades y hay que hacerse cargo, a nivel personal, de darles la mejor ubicación.
Un cambio de actividad, un cambio en el nivel de responsabilidad, la necesidad de un cambio, simplemente, comienza a preocupar. Ydebo decir que no es fácil para nadie introducirse en la propia subjetividad y conducir el trabajo de autoconocimiento que nuestro ser comienza a reclamar.
Cada vez más en el hoy que vivimos, la realización laboral impone un trabajo concienzudo, una preparación y un conocimiento de los códigos que están en juego en un mercado cada vez más complejo. Pero el éxito, la satisfacción, va íntimamente ligado a la convicción de saber qué es lo que queremos, con que competencias personales lo avalamos y cuales son los sentimientos que nutren nuestra motivación.
La motivación es un interés que energiza, orienta y selecciona comportamientos, influyendo sobre el grado de aprovechamiento del potencial de los procesos mentales de una persona. Cuando existe la convicción de desear un cambio es necesaria la decisión para emprenderlo.
Tomar un Plan de desarrollo Personal es la manera más económica de comprometerse con el autoconocimiento de las habilidades y preferencias innatas y duraderas, con las capacidades naturales que pueden ser potenciadas o anuladas según administremos nuestros comportamientos. Conocer los talentos será de gran utilidad para orientar el cambio anhelado, para manejar las ansiedades en el desarrollo de las futuras Entrevistas Laborales y fundamentalmente para transmitir una imagen real de la adecuación como candidato al puesto requerido.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar

Share This Post

Dejar Comentario