Capacitación y Orientación a Empresas

10 diciembre
2013
escrito por Verónica Arias

Por principio, no me gusta que la gente esté mal ni que permanezca encerrada en su sufrimiento. Intervengo cuando estoy en presencia de algún acto de injusticia si cabe dar alguna asistencia y mediación. Por educación, puedo ayudar a pensar y que las personas se esclarezcan en sus momentos de ansiedad y/o temor. Tengo las herramientas como psicóloga entrenada en distintas disciplinas para el abordaje de las problemáticas psicológicas ante las exigencias de la vida.

 

La Psicología es una rama científica en permanente evolución al compás de los cambios y exigencias de los tiempos. Interactúa con múltiples saberes provenientes del Psicoanálisis, las ciencias médicas, antropología, sociología, filosofía, historia, política, teología y también la economía. Y se nutre de considerar, fundamentalmente,  las distintas realidades culturales en diversidad de  grupos y comunidades con sus características, códigos y tradiciones particulares.

 

En la tarea del psicólogo hoy, privilegio y pongo el acento en la necesidad que manifiestan las personas en cuanto a su propia humanización y sentimiento de identidad. Escuchar su deseo de crecimiento y maduración por un lado y su condición de ser social integrado a sus pares y a la comunidad, al trabajo productivo, al progreso económico y social es el eje de mi práctica.

 

En la estadística propia es mínimo el porcentaje de consultantes que presentaban un cuadro de enfermedad porque las manifestaciones primarias de enfermedad mental tomadas a tiempo posibilitan un buen diagnóstico y la prevención de una evolución lamentable.

 

Afortunadamente llegan a la consulta psicológica. Algunas veces buscando asesoramiento ante la inminente toma de decisiones y/o necesidad de cambios. Pero la mayor parte de las veces en situación de crisis, más o menos urgente, presentando toda clase de manifestaciones, trastornos psicosomáticos, trastornos del estado de ánimo, inhibiciones, bloqueos, alteraciones de las funciones del sueño o alimentarias, diferentes grados de ansiedad, depresión o adicciones.

 

La ayuda que recibe – orientación, rehabilitación, psicoterapia – según el diseño de un encuadre acordado para cada problema, posibilita la acotación del dolor psíquico para salir de su limitación. Frecuentemente saben que no padecen de una enfermedad mental pero Sí, necesitan de la intervención profesional específica para reconocer, defender y proteger su salud psicofísica.

 

Porque escribo esto?

 

Porque en el 3º milenio la dimensión psicológica, intelectual y emocional del ser humano recibe tantísimos estímulos que ya vemos las dificultades, para todas las edades y ciclos de la vida, a las que nuestro trabajo debe anticiparse para sostener las condiciones por las que cada uno se reconoce en tanto persona y en su propio valor, en sus similitudes y diferencias, junto a los demás.

 

Desde ya un fuerte agradecimiento por detenerse en la lectura de esta divulgación de un servicio profesional, en lo que hago y como lo hago, a la Atención a la Salud Mental.

 

Pueden leer más en mi sitio, será un enorme placer recibir sus comentarios, opiniones y consultas para entablar un diálogo fecundo.

 

Un cariño grande,

 

Lic. Mª Verónica Arias

MN 7520


 

Share This Post

17 junio
2011
escrito por Verónica Arias

Las conversaciones pueden transcurrir siendo simples monólogos, encarnizados debates, charlas de sordos, simple traspaso de información sin aprendizaje y todas las opciones que el lector de este planteo pueda agregar. Traigo hoy una refrescada sobre lo que significa una conversación cuando los que participan de ella verdaderamente están dialogando.

El dialogo es un tipo de conversación especial que exige la aplicación de algunas reglas simples que facilitan a las personas hablar libremente mientras otras escuchan e intentan que se clarifique su comprensión. Hay dialogo cuando predomina en los interlocutores una escucha-activa, esa escucha que permite a la vez pensar y preguntar posibilitando la expresión de respuestas abiertas y sinceras.

Conversar manteniendo la comunicación a nivel del diálogo posibilita y da lugar al nacimiento y emergencia de nuevos significados y comprensiones antes ocultas. Un buen dialogo precede y está en la base de toda implementación exitosa de iniciativas de mejoras, de cambios e innovaciones.

La variedad de ideas surgidas de un dialogo permite que los pensamientos conflictivos y los colaborativos puedan autoorganizarse en la mente de las personas, reuniéndose así las partes desconocidas de  la situación.

Los pilares del dialogo como herramienta para avanzar sobre situaciones conflictivas son:

-Respeto por la persona que mantiene el contexto conflictivo.

-Suprimir la tendencia a juzgar.

-Considerar todos los puntos de vista igualmente válidos.

Es la única manera de que surjan nuevas posibilidades de cuestionar lo que se daba por sentado, que las partes se sientan tratadas justamente arribando a un nuevo nivel de información y organización.

Así que, el dialogo,  tal vez un poco olvidado, de Platón a nuestras empresas… y a tu hogar!

Share This Post

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Definir los valores fundamentales de la organización (en tanto grupo y proyecto) y asumir el compromiso de guiar a las personas involucradas hacia un mayor rendimiento, alineando de la mejor manera posible los talentos personales haciendo de la motivación el baluarte de una  identificación a los rasgos característicos de la empresa es sinónimo de éxito y crecimiento sustentable.
La dinámica empresarial hoy más que nunca exige, además de ideas claras, flexibilidad y creatividad, una profunda concepción sistémica dónde la máxima establece que la suma de las partes supera al todo. Los individuos que componen la estructura de la organización forman un sistema interdependiente altamente dinámico.
Son tantas las cosas que quedan en el tintero y abandonadas en la papelera a nivel de los recursos humanos, léase tus empleados, que si tomaras el toro por las astas, bajaras un cambio y decidieras darle lugar a la información que va a parar a los oídos de sus cónyuges, amigos o padres, recuperarías un valioso material para reinvertir en tu negocio.
Se trata de saber si ellos consideran que las cosas se están haciendo de la mejor manera. Sean cuestiones administrativas o relativas a la atención de clientes, de marketing o de la necesaria burocracia de los procesos, tus empleados imprimen su sello personal en las tareas que realizan, ponen vida y su marca personal en la actividad que realizan porque es “su” trabajo. No se olvidan de que es “tu” empresa.
Se ha llamado “Análisis de Clima Organizacional” al intento de delimitar, reconocer y evaluar los liderazgos, los puntos y los espacios donde los valores y la dinámica de tu pequeña o mediana empresa se nutre o podría nutrirse con el aporte del potencial silencioso de cada uno de los que en ella trabajan.
Estudiar las diferencias y la alteralidad en las relaciones permite acceder a una fuente de conocimientos, información y reflexión independientes acerca de los problemas y de las capacidades disponibles para su solución.
Sabido es que promoviendo la participación se genera satisfacción interna, entusiasmo, conciencia y fidelización a los objetivos.
Si estás con el propósito de elevar la productividad y la calidad de tu gestión tienes que abordar los ejes de la cultura en tu organización que está inmersa en un universo social cambiante. Definitivamente ha cambiado de paradigmas en lo que va de la revolución industrial a nuestros días. Es el cambio de una sociedad mecánica y previsible a la nuestra, menos monolítica, más compleja y con nuevas riquezas e incertidumbres.
Se trata de convertir los “problemas”, es decir, traducirlos, llamándolos por su nombre, para que se constituyan en “temas”.
¿Has pensado como evaluar las variables intervinientes entre los factores formales de tu sistema organizacional y el aporte del comportamiento individual considerado como potencial?

Contacto:  veronica.arias@activamentes.com.ar


 

Share This Post

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Prepararse para la aventura del cambio laboral y la búsqueda de trabajo. Lo opuesto a ser un aventurero.

Toda situación de Entrevista Laboral es una experiencia nueva y evoca las situaciones de examen…. Cada uno de Uds. lo sabe, y por eso siempre conlleva un estado previo de tensión y nerviosismo matizado con todas las manifestaciones emocionales y físicas con que cada uno expresa el estado de ansiedad. Expectación, incertidumbre, peligro, desafío…recuerdos de éxitos y fracasos.

De cada entrevista laboral se toma experiencia. Mucha más de lo que se pueden imaginar; una enorme experiencia respecto a los tipos de entrevistas y de las características de los entrevistadores.

Pero mucho más y fundamentalmente son situaciones en las que, revisándolas, pueden encontrar valiosísima información y acuñar experiencia sobre Uds. mismos en la expresión de sus habilidades, personalidad, adecuación al puesto, manejo de la autoestima, sana competencia, empatía comunicacional y todo aquello que debe convencer al entrevistador de turno para avanzar en el proceso de selección.

Así que, es muy recomendable no descartar tan rápidamente las propias experiencias de entrevistas no exitosas. Es más, proponemos hacer un trabajo a conciencia, volviendo sobre las mismas aunque hallan dejado un cierto sinsabor repensándolas con espíritu y actitud autorreflexiva.  Es lo recomendable para sacarles el máximo provecho. Las entrevistas frustradas son parte del entrenamiento.

Por eso, hoy por hoy, encarar la ardua tarea de inserción laboral exige un trabajo creciente sobre todos los aspectos de la misma, cada uno fijando su objetivo como valiosísima brújula para llegar al destino propuesto.

Conviene analizar en cada nueva postulación todo el enorme campo de experiencia que has acumulado para poder decirlo de la mejor manera en tu CV y luego desarrollarlo de modo interesante durante las Entrevistas.

El asesor en búsqueda laboral  puede ayudarte en la visibilización de tu potencial y en el desarrollo de la búsqueda, seleccionando los aspectos objetivos y subjetivos favorables a tu situación.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar


 

Share This Post

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Abordar problemas o dar malas noticias?

Desde el caso extremo de la comunicación de un despido, hasta todas las cuestiones espinosas y difíciles que a diario se suscitan en todos los niveles de la convivencia laboral, la buena comunicación de una situación problemática debe estar centrada en la consideración del que recibe la “mala noticia”. El ejercicio de la empatía es el factor clave para no empeorar las cosas.

Cuando desde la línea jerárquica se debe informar acerca de fallos, errores, incumplimientos, es muy probable que no se tenga en cuenta que se está comunicando una “mala noticia” a quien ha incurrido en ellos.

Reflexionar y profundizar sobre este aspecto es esencial en el “management”, en el liderazgo de gestión, para la resolución de conflictos y eficacia en la obtención de resultados.

Antes de informar problemas y desacuerdos hay que trazar un mapa posicionando muy bien el objetivo al que se quiere llegar, filtrar prudentemente lo que se quiere expresar con claridad y estar muy bien preparado para escuchar y dar oportunidad a que la persona informada tome su lugar en el asunto. Informar una mala noticia no es reprender y mucho menos maltratar. Es poner palabras que aporten inteligencia en el problema.

Tener personal a cargo requiere una madurez y equilibrio personal que depende de las habilidades innatas, capacitación y fundamentalmente de la experiencia.

Jefes y gerentes deben lidiar cotidianamente con “malas noticias” y no perder la distancia óptima para ejercer desde su liderazgo una autoridad responsable evaluando en complejidad y brindando la información y contención requerida para la superación de las mismas.

Es en las situaciones exigentes donde se pone a prueba el criterio de “buen trato” que debe poseer el ejecutivo y que preserva la dignidad de las personas, al que abonan un mix de competencias (talentos) requeridas para posiciones ejecutivas medias:

-Autoconocimiento y autocontrol –  Inteligencia emocional – Visión en perspectiva – Hombría de bien (virtud extensiva a las mujeres) – Confiabilidad configuran el standard de efectividad en la difícil tarea de dirigir, comunicar y persuadir.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar

Share This Post

Previous
  • You are currently browsing the archives for the Capacitación y Orientación a Empresas category.