Capacitación y Orientación a Particulares

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Prepararse para la aventura del cambio laboral y la búsqueda de trabajo.

Toda situación de Entrevista Laboral es una experiencia nueva y evoca las situaciones de examen…. Cada uno de Uds. lo sabe, y por eso siempre conlleva un estado previo de tensión y nerviosismo matizado con todas las manifestaciones emocionales y físicas con que cada uno expresa el estado de ansiedad. Expectación, incertidumbre, peligro, desafío…recuerdos de éxitos y fracasos.

De cada entrevista laboral se toma experiencia. Mucha más de lo que se pueden imaginar; una enorme experiencia respecto a los tipos de entrevistas y de las características de los entrevistadores.

Pero mucho más y fundamentalmente son situaciones en las que, revisándolas, pueden encontrar valiosísima información y acuñar experiencia sobre Uds. mismos en la expresión de sus habilidades, personalidad, adecuación al puesto, manejo de la autoestima, sana competencia, empatía comunicacional y todo aquello que debe convencer al entrevistador de turno para avanzar en el proceso de selección.

Así que, es muy recomendable no descartar tan rápidamente las propias experiencias de entrevistas no exitosas. Es más, proponemos hacer un trabajo a conciencia, volviendo sobre las mismas aunque hallan dejado un cierto sinsabor repensándolas con espíritu y actitud autorreflexiva.  Es lo recomendable para sacarles el máximo provecho. Las entrevistas frustradas son parte del entrenamiento.

Por eso, hoy por hoy, encarar la ardua tarea de inserción laboral exige un trabajo creciente sobre todos los aspectos de la misma, cada uno fijando su objetivo como valiosísima brújula para llegar al destino propuesto.

Conviene analizar en cada nueva postulación todo el enorme campo de experiencia que has acumulado para poder decirlo de la mejor manera en tu CV y luego desarrollarlo de modo interesante durante las Entrevistas.

El asesor en búsqueda laboral  puede ayudarte en la expresión de tu potencial y en el desarrollo de la búsqueda, destacando los aspectos objetivos y subjetivos favorables a tu situación.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar


 

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Cada uno de nosotros somos personas que tenemos un formidable  y complejo “cerebro” que está al servicio de la totalidad de comportamientos de nuestro cuerpo y de toda nuestra subjetividad.
Las Ciencias Psicológicas y las Ciencias Médicas están abiertas en su continua investigación al maravilloso mundo de la mente, de los estados mentales, la conciencia, la inconciencia y la autoconciencia.
Una niña de ocho años llegó a la consulta de evaluación y diagnóstico por indicación de sus maestros y cierta preocupación de sus padres. Parecía no estar suficientemente integrada con sus compañeros, se comunicaba poco y no se divertía en situaciones recreativas. Suponían cierto aislamiento y temían un incipiente estado depresivo. ( De paso dejo dicho que entre los ocho y nueve años a las niñas empiezan a pasarles cosas; a los varones hay que prestarles atención entre los diez y once años.)
En la tercer entrevista, conversando sobre sus preferencias la niña me dijo:
–         A mi me gusta pensar.
–         Y decime…qué es lo que se te ocurre pensar?
–          Mmm…no sé, cosas, estoy pensando algo que no entiendo…¿ Vos sabes cómo hago yo cuando le digo a mi mano que se mueva , o a mi pié…¿ves? No entiendo cómo mi pensamiento hace que mi cuerpo haga lo que yo quiero hacer… Acababa de descubrir que la mente y el cerebro no son lo mismo.
Se la estimuló a que comentara esas cosas que pensaba con sus compañeros y se le dio apoyo para la comunicación de sus intereses. Se desmitificaron las diferencias generadoras de exclusión y aislamiento. Comenzó a jugar.
El caso lo comento acá porque esa niña entró a la etapa de desarrollo de conciencia con conciencia de la existencia de funciones del cerebro y  funciones de la mente asociadas al pensamiento y a la subjetividad.
Son diferentes funciones que utilizan el mismo espacio de masa cerebral.
En primer lugar la función mental del cerebro permite la generación de imágenes cognitivas, imágenes que constituyen los conocimientos, adquiridas a través de sensaciones y percepciones del mundo circundante.
La complejidad del cerebro humano posibilita que toda percepción de cada individuo sea elaborada a través de infinitas conexiones de hechos significativos, exclusivas y diferentes para cada persona en una construcción que da como resultado la singularidad de cada sujeto.
“El cerebro es tanto artista como científico (Collins 2001) está diseñado para percibir y generar patrones y  modelos para representar las realidades que construye. Asimismo se resiste a tener patrones que no tengan ningún sentido o bien que sean impuestos.”
Por eso es interesante detenerse en éstas cuestiones en el ámbito de toda Educación  considerando siempre, en la medida de lo posible, que se dirige a cada uno de los aprendices.
En el terreno de las Psicoterapias, considerar las dificultades que plantean las vías facilitadas de comportamientos a nivel de la repetición y las dificultades para establecer nuevas conexiones que en su origen no están asociadas al Principio del Placer.
Por eso transmitir, a cada sujeto en su responsabilidad, que tiene el derecho de rescatar el valor personal que adquieren cada uno de sus aprendizajes y desarrollar las conexiones que lo guían desde su deseo… de realidad.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar


 

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Convicción y decisión son los estados anímicos fundamentales para lanzarse a la búsqueda de un nuevo trabajo y el motor que los guiará en los complejos caminos que serán transitados hasta la meta.

En cualquier etapa de la vida laboral en que se encuentren puede surgir la necesidad de rever los objetivos, la satisfacción, el rendimiento económico y en definitiva comenzar a preguntarse si el trabajo actual representa una fuente de desarrollo personal, bienestar y crecimiento donde desplegar las potencialidades para el propio beneficio y el de la organización para la que se está trabajando.

Consideremos la posibilidad también, de que transcurrido el tiempo la funcionalidad de los motivos que los llevaron al trabajo actual ha perdido vigencia: Que las cosas hallan cambiado, positivamente. Se ha producido una maduración, se han desplegado nuevas potencialidades y hay que hacerse cargo, a nivel personal, de darles la mejor ubicación.

Un cambio de actividad, un cambio en el nivel de responsabilidad, la necesidad de un cambio.
Cada vez más en el hoy que vivimos, la realización laboral impone un trabajo concienzudo, una preparación y un conocimiento de los códigos que están en juego en un mercado cada vez más complejo. Pero el éxito, la satisfacción, va íntimamente ligado a la convicción de saber qué es lo que queremos, con que competencias personales lo avalamos y cuales son los sentimientos que nutren nuestra motivación.

Cuando existe la convicción de desear un cambio es necesaria la decisión para emprenderlo.
Solicitar servicios de Orientación Laboral es una manera más de comprometerse con el autoconocimiento de las habilidades y preferencias innatas y duraderas, con las capacidades naturales que pueden ser potenciadas o anuladas según administremos nuestros comportamientos.  Será de gran utilidad para orientar el cambio anhelado, para manejar las ansiedades en el desarrollo de las futuras Entrevistas Laborales y fundamentalmente para transmitir una imagen real de la adecuación como candidato al puesto requerido.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

¿Qué es un Psicodiagnóstico?
Como lo indica la palabra es una herramienta de diagnóstico psicológico.
La Psicología es una disciplina que se fue desarrollando como tal en los últimos siglos. Previamente y también durante siglos el diagnóstico de los comportamientos considerados anormales  y que hacen sufrir al que los padece y a su entorno, estuvo en manos de la Psiquiatría.
El diagnóstico psiquiátrico dependía fundamentalmente de la observación. No contaba con el auxilio de técnicas de laboratorio ni mediciones asociadas al desarrollo  de la ciencia moderna.
La Psicología moderna introdujo métodos de examen mediante Tests, procedimientos estandarizados que miden y correlacionan las tendencias significativas de las personas.
Los tests psicológicos aportaron al campo de la Psicopatología cierto grado de desarrollo, equivalente al alcanzado por la medicina cuando se introdujeron los métodos clínicos de laboratorio.
Con la irrupción del Psicoanálisis a comienzos del siglo pasado y su exuberante desarrollo en la consolidación de un saber acerca de la constitución de la subjetividad, de los procesos de individualización, de los mecanismos de identificación en el plano sexual, de los deseos , de las proyecciones e introyecciones de las motivaciones, los tests psicológicos llamados Proyectivos elevaron las posibilidades de diagnóstico de la psicología profunda de la personalidad.
Los diferentes Test Proyectivos están elaborados con propuestas dirigidas a los recursos visuales y perceptivos, verbales y motrices organizados en un conjunto llamado “batería de test” que incluyen láminas, dibujos y técnicas de entrevista clínica.
Siempre, en todos los casos en los que durante mi práctica profesional he debido iniciar un proceso terapéutico, he tomado un Psicodiagnóstico al futuro paciente. La información que provee es invalorable en función de poder anticipar las estrategias convenientes a cada caso.
Permite formular hipótesis que en el curso del tratamiento orientan la posición y la escucha del terapeuta; posibilita tomar recaudos en la dirección de la cura y en definitiva tener una aproximación fehaciente a la estructura psicológica con sus posibilidades y límites dentro de los cuales los síntomas y malestares puedan ser superados o aliviados.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Salud, trabajo, amor…lo primero es condición de lo segundo y juntos hacen al estado  óptimo para que las personas puedan brindarse con felicidad al anhelado amor.
Cualquier adulto, joven o maduro lo experimenta: el trabajo es el palo mayor de la nave que atraviesa las olas de la vida.
Las actividades lúdicas en los niños y jóvenes y la actividad laboral en los adultos son emergentes de profundas motivaciones.
Son actividades que ponen de manifiesto múltiples capacidades innatas de la personalidad. Sin embargo la espontaneidad de la infancia va ocultando sus cualidades específicas a medida que se van imponiendo las pautas socioculturales y así vemos en la adolescencia la sorprendente uniformidad de hábitos en la mayoría y el sufrimiento de aquellos pocos, los diferentes al grupo.
Finalizada la escolaridad comienza para casi todos el interrogante vocacional.
Tremenda crisis por cierto. Qué brecha angustiante es el paso desde el peldaño mas alto, los grandotes de 5º año en el cole… a la frágil posición ante el mundo que los espera con impensables códigos que habrá que descubrir y aprender.
Es una responsabilidad social y familiar brindar soporte a los mas jóvenes para este momento crucial de la construcción de una identidad armónica en los planos afectivos, intelectuales, laborales y sociales.
Las consultas de Orientación aportan ese espacio de acompañamiento y reflexión en el proceso irrevocable de autoconocimiento y desarrollo personal.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar

Next
  • You are currently browsing the archives for the Capacitación y Orientación a Particulares category.