activamentes

29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Salud, trabajo, amor…lo primero es condición de lo segundo y juntos hacen al estado  óptimo para que las personas puedan brindarse con felicidad al anhelado amor.
Cualquier adulto, joven o maduro lo experimenta: el trabajo es el palo mayor de la nave que atraviesa las olas de la vida.
En mi experiencia clínica  con niños y con adultos,  las actividades lúdicas en los primeros y la actividad laboral en los otros son los emergentes de las más profundas motivaciones.
En esas actividades se ponen de manifiesto múltiples capacidades innatas de la personalidad. Sin embargo la espontaneidad de la infancia va ocultando sus cualidades específicas a medida que se van imponiendo las pautas socioculturales y así vemos en la adolescencia la sorprendente uniformidad de hábitos en la mayoría y el sufrimiento de aquellos pocos, los diferentes al grupo.
Finalizada la escolaridad comienza para casi todos el interrogante vocacional.
Para muchos, en paralelo, comienza la búsqueda del primer trabajo.
¡18 años mayoría de edad !!!!
Tremenda crisis por cierto. Qué brecha angustiante es el paso desde el peldaño mas alto, los grandotes de 5º año en el cole… a la frágil posición ante el mundo que los espera con impensables códigos que habrá que descubrir y aprender.
Es una responsabilidad social y familiar brindar soporte a los mas jóvenes para este momento crucial de la construcción de una identidad armónica en los planos afectivos, intelectuales, laborales y sociales.
Las consultas de Tutorías o Mentoring aportan ese espacio de acompañamiento y reflexión en el proceso irrevocable de autoconocimiento y desarrollo personal.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar

Share This Post


29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

La necesidad de incluir o reponer personal es una buena oportunidad para evaluar y replantear la marcha del negocio.
Elegir y encontrar la persona adecuada implica tener claridad respecto de la misión y visión de la organización y los objetivos en determinada realidad del mercado.
En el ámbito de las pequeñas y medianas empresas la gestión y conducción del personal muchas veces no logra los niveles de comunicación eficientes para la optimización de los resultados.
Las complejidades del factor humano deben ser consideradas para encontrar el equilibro que permita al profesionalismo actuar con flexibilidad, evaluar cuando la rigidez genera desorganización y establecer una comunicación constructiva para la fidelización de los empleados. El análisis estratégico de estos aspectos ocupa un lugar importante en la agenda de toda empresa en desarrollo.
La apreciación del los liderazgos formales y la detección de los liderazgos informales constituye una llave privilegiada para incrementar la competitividad y fomentar la expansión en la comercialización de marcas y productos.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar

Share This Post

Next