activamentes

8 diciembre
2010
escrito por Verónica Arias

La vida es trabajo, la familia es un trabajo de por vida y, este artículo, estoy tentada de ubicarlo en el rubro de Psicología Organizacional por lo que tiene la familia en común con la conducción de una pequeña empresa.

La materno-paternidad, localizada en familias que sostienen la convivencia de los progenitores, o no, se ve conmocionada cuando las construcciones de al menos una década (la de la infancia) formando y educando a los hijos nos ofrece a la mirada esas personitas que pronto nos superarán en tamaño.

Y no sólo eso. Nadie que no haya pasado por la experiencia puede imaginarse esa tarea titánica que implica fundamentalmente, para los padres, un permanente aprendizaje, en simultáneo con la transmisión de pautas y valores con los que se comprometen.

De hecho, fundamos axiomas en el psiquismo de nuestros hijos. Y esos axiomas comienzan a funcionar en un ser que es diferente a nosotros.

Si hay algo que es bueno en la calidad del rol materno-paternal, diría que es la capacidad de asombro.

Percibir como esos axiomas van tomado vida independiente, desarrollándose en una personalidad única y multifacética que es la personalidad que han adquirido nuestros hijos para dar respuestas nuevas a las nuevas necesidades y desafíos que la vida les presenta, nos llama al asombro.

Los padres de adolescentes son exigidos por ese nuevo ímpetu que los sorprende en sus hijos que transitaron la pubertad, de los 10 a los 13 años, con cierta calma (cuando no asomaron en esa etapa síntomas que suelen manifestarse con una modalidad depresiva).

Ese nuevo ímpetu de la adolescencia desborda en manifestaciones que convoca a las furias, con expresiones descontroladas, violencia y tensiones, cambios de humores que exigen comprensión, paciencia y tiempo.

Es el momento donde los padres pueden sentir que se les queman los libros, las hojas de ruta, es necesario encontrar la brújula.

La adolescencia de nuestros hijos debe encontrarnos jóvenes. Jóvenes de espíritu, jóvenes en el amor y jóvenes en nuestra capacidad de aprender. Porque si en la infancia los hijos han amado lo que aprendieron de nosotros, en la adolescencia querrán y estarán encantados de poder enseñarnos.

Es así que sugiero para los momentos de normal turbulencia de esa etapa (y en todo momento, diría) que es de gran ayuda para darles respuestas adecuadas, preguntarse y pensar que están enseñando los hijos en crecimiento.

Siempre, la respuesta adecuada contribuye al sostén de un “clima familiar” que brinda a los adolescentes tan hiperestimulados por un mundo exterior desopilante, la confirmación de pertenencia a un equipo que crece junto a ellos a medida que van tomando su lugar en la sociedad.

Los padres habrán de considerar la presencia de contradicciones para esclarecer el cambio en las funciones.

Hay algo nuevo en los padres de hoy, talvez desde hace un par de décadas resultan más flexibles para revisar paradigmas y adoptar nuevos. El comportamiento de los adolescentes ya no desafía a los padres como antaño, los interroga.

Interesante y exigente trabajo intelectual es para los progenitores detenerse a pensar en las palabras que traducen esa pregunta, qué es lo que les enseña el contenido del mensaje implícito en el comportamiento de los hijos y cuál es la jugada asertiva que reclaman para vivenciar un clima familiar organizador y eficiente en el desarrollo de las personas.

Los invito, queridos lectores, a compartir sus experiencias y anécdotas en el desafío permanente de construir y sostener en el día a día la gestión del hogar.

¿Qué les han enseñado sus hijos?

Share This Post


29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Definir los valores fundamentales de la organización (en tanto grupo y proyecto) y asumir el compromiso de guiar a las personas involucradas hacia un mayor rendimiento, alineando de la mejor manera posible los talentos personales haciendo de la motivación el baluarte de una  identificación a los rasgos característicos de la empresa es sinónimo de éxito y crecimiento sustentable.
La dinámica empresarial hoy más que nunca exige, además de ideas claras, flexibilidad y creatividad, una profunda concepción sistémica dónde la máxima establece que la suma de las partes supera al todo. Los individuos que componen la estructura de la organización forman un sistema interdependiente altamente dinámico.
Son tantas las cosas que quedan en el tintero y abandonadas en la papelera a nivel de los recursos humanos, léase tus empleados, que si tomaras el toro por las astas, bajaras un cambio y decidieras darle lugar a la información que va a parar a los oídos de sus cónyuges, amigos o padres, recuperarías un valioso material para reinvertir en tu negocio.
Se trata de saber si ellos consideran que las cosas se están haciendo de la mejor manera. Sean cuestiones administrativas o relativas a la atención de clientes, de marketing o de la necesaria burocracia de los procesos, tus empleados imprimen su sello personal en las tareas que realizan, ponen vida y su marca personal en la actividad que realizan porque es “su” trabajo. No se olvidan de que es “tu” empresa.
Se ha llamado “Análisis de Clima Organizacional” al intento de delimitar, reconocer y evaluar los liderazgos, los puntos y los espacios donde los valores y la dinámica de tu pequeña o mediana empresa se nutre o podría nutrirse con el aporte del potencial silencioso de cada uno de los que en ella trabajan.
Estudiar las diferencias y la alteralidad en las relaciones permite acceder a una fuente de conocimientos, información y reflexión independientes acerca de los problemas y de las capacidades disponibles para su solución.
Sabido es que promoviendo la participación se genera satisfacción interna, entusiasmo, conciencia y fidelización a los objetivos.
Si estás con el propósito de elevar la productividad y la calidad de tu gestión tienes que abordar los ejes de la cultura en tu organización que está inmersa en un universo social cambiante. Definitivamente ha cambiado de paradigmas en lo que va de la revolución industrial a nuestros días. Es el cambio de una sociedad mecánica y previsible a la nuestra, menos monolítica, más compleja y con nuevas riquezas e incertidumbres.
Se trata de convertir los “problemas”, es decir, traducirlos, llamándolos por su nombre, para que se constituyan en “temas”.
¿Has pensado como evaluar las variables intervinientes entre los factores formales de tu sistema organizacional y el aporte del comportamiento individual considerado como potencial?

Contacto:  veronica.arias@activamentes.com.ar


 

Share This Post


29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Se trata de los efectos benéficos de una buena comunicación.
Se dice  por ahí que ” si tú estás bien, yo estoy bien”.
¿Sentirse bien es condición de relaciones equilibradas?
Algunas veces no. ¿Qué pasa entonces?
Un lindo encuentro con quien compartimos una amistad, intereses, trabajo, afectos, nos deja desequilibrados.
Sientes una inquietud, sientes que algo no quedó bien puesto, y si le dedicas un poco de atención y tratas de repasar el encuentro tienes la certeza de que algo falló en la comunicación. Algunas personas lo perciben como malhumor, otras, ansiedad o preocupación y se preguntan: ¿Qué pasó?
Cuando una persona, desde su estilo, naturalmente cauteloso,  es reservado, lo hace desde lo mejor de su ser. Con una comunicación prudente sostiene sus vínculos, protegiéndose, con la intención de no dañar y de cuidar al otro.
Otra persona, desde su naturaleza, se muestra con franqueza, considerando que el ocultamiento hace equívoca la comunicación, genera extrañeza y desconfianza; lo hace desde lo mejor de su ser para sostener un vínculo con transparencia.
Pero ¿qué pasa entonces?
Para quien es prudente, la espontaneidad del que no quiere confundir puede haber resultado  un agravio. Para el espontáneo, la cautela del que es prudente es vivido como un ocultamiento engañoso.
Las dos personas se sienten bien, y luego las dos se sienten mal. Las dos quisieron comunicar, a su manera, su buena onda pero los estilos de  comunicación de cada una, presente en ese “Otro” que es el lenguaje, se ha interpuesto haciendo de las suyas. Muy probablemente uno debió decir más; y el otro, menos.
¿Cuántas veces pasamos por estas cosas sin que podamos captarlas en su esencia para evitar que el desequilibrio en la comunicación se instale?
Pues claro, estimado lector que has llegado hasta aquí, sabes que tu opinión y comentarios para avanzar en este tema nos resultan muy valiosos.
Freud lo denominó “Malestar en la cultura”. El doctor J. Lacan puso a punto la dimensión del lenguaje con el aporte de la Lingüística y otras disciplinas. Configuró el valor de cada palabras en relación a otras palabras y el valor del lenguaje en la constitución de cada subjetividad.  Aprendimos que siempre habrá equívocos pero de ellos surge alguna verdad.
El Psicoanálisis ha querido ser la contracultura del “tabú” y de los dogmas maniqueos. Cala hondo en la singularidad del ser y aspiró a pacificar y enaltecer a la humanidad promoviendo la aceptación y reconocimiento de las diferencias.
¿Seremos capaces de llevarlo a la práctica?

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar


 

Share This Post


29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Desarrollar Personas y Vínculos entre las Personas.
Hoy, el tema a tratar es el vínculo entre dos personas, siendo este el que se denomina pareja, la PAREJA del amor, del enamoramiento, del noviazgo, del compromiso, del matrimonio, de la paterno-maternidad.
Todos, siempre y desde siempre, seres gregarios a través de la historia no hemos sido ajenos a las ACCIONES que enumero:
♦ TRANSITAR la cultura y sus cambios continuos, lentos o   vertiginosos
♦ PRACTICAR la innovación valorando lo clásico, tanto en las formas como en los contenidos.
♦ CUIDAR  los afectos, la salud, la conexión real con la comunidad así como las interacciones sociales evaluando a conciencia las causas y los efectos en las mismas.
Desde “érase una vez”, la civilización y la historia contada nos induce y nos conduce a la adopción de una persona, de otra persona, para concretar la realización personal de cada una. Ésto -se dice-  es, en el plano afectivo, psicológico y social, muy aconsejable y por demás saludable.
Cambios en la “manifestación fenomenológica” de los valores, acaecidos a mediados del siglo pasado arrasaron con paradigmas, rígidos algunos, inauténticos otros y llevaron a hombres y mujeres, después de mucho andar por milenarios caminos a interrogarse por las condiciones del juego que la vida, desde el nacimiento, los lanzaba a jugar. Digo: Cambios en la “manifestación fenomenológica” de los valores, no de los valores.
También digo cambios en la “situación estructural” de los roles de la mujer, ya con educación formal, informada y con derechos.
El tema de hoy y por estas razones, es evocar y pensar en lo que desde hace medio siglo puede llamarse PAREJA : Pareja en el amor, en el enamoramiento en el noviazgo…etc.
Los actores del mundo presente no hemos pensado lo suficiente sobre estos cambios, su influencia y su trascendencia. Líderes actuales ya octogenarios, tanto como los sexagenarios, que han sido permeados por estos cambios históricos,  tienen grandes dificultades para abordar tamaña mutación social debido a la particular inasibilidad de la conciencia a lo intangible.
Hablo de la intangibilidad de los vínculos. De los vínculos de hombres y mujeres en el amor, en el enamoramiento, en el noviazgo… si es que acaso, esta palabra…contenga lo eterno en el vínculo de la pareja.
Pues bien y derecho al grano:
Los milenios son testigos del amor habido entre seres obligadamente diferentes en lo jurídico, social, cultural y económico.
A la “diferencia sexual anatómica” que yo llamaría mejor la “complementariedad sexual anatómica” no la llamaría diferencia, pues no sabría de qué operación estamos hablando. Entre un hombre y una mujer, sabido es por todos de que la operación de que se trata es la unión.
Hoy, el amor se presenta entre seres humanos en igualdad de condición jurídica. Actualmente se impulsa un refuerzo legal para las cuestiones de “género”
Las mujeres no cesan de trabajar para hacerlo extensivo a todos los planos de la vida social y el gran interrogante recae en los actores del género complementario. Se trata de asumir una revolución en la psicología de la erótica masculina.
Freud planteo hace un siglo que el camino del desarrollo psicosexual de la mujer era más complejo que la del hombre, con más vueltas. Pero la evolución de la humanidad produjo un precipitado revolucionario y ha provisto a la Psicología del amor de un nuevo nivel, cuando no, tal vez de un desnivel ascendente al nivelar lo que estaba desnivelado.
O acaso no es una revolución gozar de una nueva distribución del poder humano y de la debilidad humana?
Cada persona es única en su singularidad. Cuánto más lo es entonces una pareja que une a dos singularidades!!
No hay “standards” en esto. Y a no confundirse: los tiempos que corren nos dan la chance de llegar bien formados a la definitiva estructuración de una pareja. Antes nos apuraban…y cómo!!!
Yo pienso que han sido pocas las parejas sanas constituidas en matrimonios felices a lo largo de los siglos. Sin duda, privilegiados que participaron de la fórmula que hoy se destaca, en la equilibrada alquimia de los progresos personales, en la responsabilidad de los compromisos, y fundamentalmente, unidos por una energía limpia, que no deja resto y que se perpetúa en su producto.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar


 

Share This Post


29 septiembre
2010
escrito por Verónica Arias

Prepararse para la aventura del cambio laboral y la búsqueda de trabajo. Lo opuesto a ser un aventurero.

Toda situación de Entrevista Laboral es una experiencia nueva y evoca las situaciones de examen…. Cada uno de Uds. lo sabe, y por eso siempre conlleva un estado previo de tensión y nerviosismo matizado con todas las manifestaciones emocionales y físicas con que cada uno expresa el estado de ansiedad. Expectación, incertidumbre, peligro, desafío…recuerdos de éxitos y fracasos.

De cada entrevista laboral se toma experiencia. Mucha más de lo que se pueden imaginar; una enorme experiencia respecto a los tipos de entrevistas y de las características de los entrevistadores.

Pero mucho más y fundamentalmente son situaciones en las que, revisándolas, pueden encontrar valiosísima información y acuñar experiencia sobre Uds. mismos en la expresión de sus habilidades, personalidad, adecuación al puesto, manejo de la autoestima, sana competencia, empatía comunicacional y todo aquello que debe convencer al entrevistador de turno para avanzar en el proceso de selección.

Así que, es muy recomendable no descartar tan rápidamente las propias experiencias de entrevistas no exitosas. Es más, proponemos hacer un trabajo a conciencia, volviendo sobre las mismas aunque hallan dejado un cierto sinsabor repensándolas con espíritu y actitud autorreflexiva.  Es lo recomendable para sacarles el máximo provecho. Las entrevistas frustradas son parte del entrenamiento.

Por eso, hoy por hoy, encarar la ardua tarea de inserción laboral exige un trabajo creciente sobre todos los aspectos de la misma, cada uno fijando su objetivo como valiosísima brújula para llegar al destino propuesto.

Conviene analizar en cada nueva postulación todo el enorme campo de experiencia que has acumulado para poder decirlo de la mejor manera en tu CV y luego desarrollarlo de modo interesante durante las Entrevistas.

El asesor en búsqueda laboral  puede ayudarte en la visibilización de tu potencial y en el desarrollo de la búsqueda, seleccionando los aspectos objetivos y subjetivos favorables a tu situación.

Contacto: veronica.arias@activamentes.com.ar


 

Share This Post

Previous
Next